¿Qué es una ventana oscilante?

Las ventanas llamadas oscilantes u oscilobatientes como nos explican en este artículo sobre ventanas de aluminio madrid, son aquellas que cuentan con dos diferentes posibilidades de giro en su eje a la hora de su apertura: un giro para abrirse en vertical (es decir la apertura de una ventana tradicional de toda la vida) y otra apertura de la ventana en horizontal.

Cuando hablamos de apertura de la ventana sobre el eje vertical prácticamente se puede abrir del todo, normalmente cerca de los 180 grados. Sin embargo cuando hablamos del eje horizontal en la apertura, la ventana se reclina ligeramente, el ángulo de esa inclinación dependerá en su totalidad del mecanismo que se haya instalado y de las proporciones de la hoja de la ventana.

Este segundo modo de apertura se utiliza normalmente cuando queremos airear o ventilar un espacio de la casa sin tener que abrir la ventana completamente.

Normalmente desde la misma manilla o manivela podremos elegir el tipo de apertura que vamos a realizar, para abrir de una u otra manera simplemente tendremos que realizar un giro de muñeca u otro.

ventana oscilante 1
Apertura vertical de una ventana oscilante

Ventajas de las ventanas oscilantes.

  • Son más versátiles.
  • Mayor aislamiento tanto acústico como térmico.
  • El marco y la hoja se cerrarán herméticamente.
  • Posibilidad de limpiar la parte exterior desde el interior de la habitación.
  • Posibilidad de elegir el nivel de ventilación.
  • En algunos tipos de ventanas oscilantes podemos encontrar otra modalidad de apertura vertical, el llamado sistema de microventilación, en esta opción la ventana solo se abrirá unos pocos milímetros para poder tener siempre controlada la ventilación del espacio interior.
ventana oscilante 2
Apertura horizontal de una ventana oscilante

Desventajas de las ventanas oscilantes.

  • El precio de las ventanas oscilantes es un poco mayor que el de las ventanas tradicionales o practicables, esto es debido a que el mecanismo de giro tiene más compleja.
  • Las ventanas oscilantes tienen un cerco mayor, lo que significa que la superficie acristalada será un poco más reducida.
  • Al ser más pesadas, hay que vigilar muy cuidadosamente la calidad del cierre, ya que si el producto es de mala calidad la manilla empezar a fallar convirtiendose en un fastidio su utilización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *