Planeta azul, una nueva teoría sobre el origen del agua en la Tierra

Fabián Muñoz

Como todos sabemos, el agua cubre el 70% de la superficie terrestre y es fundamental para la vida tal como la conocemos, dadas sus importantes funciones. Por esto, la Tierra se conoce como el planeta azul. Sin embargo, muchos expertos se hacen la siguiente pregunta: ¿Cómo se originó el agua en nuestro planeta? Un equipo francés quizás haya encontrado la respuesta final, informando en la revista Ciencias haber identificado qué rocas espaciales fueron responsables del nacimiento del agua en la Tierra.

El cosmopolita Laurette Piani, quien dirigió la investigación, dijo a la AFP que los hallazgos contradicen la teoría predominante de que el agua fue llevada a una Tierra inicialmente seca por cometas o asteroides de gran alcance.

planeta tierra azul

El origen del planeta azul con sus océanos

Los asteroides son objetos celestes rocosos que orbitan alrededor del sol, los cometas están hechos de hielo y polvo y orbitan alrededor del sol, y los meteoroides son objetos mucho más pequeños, en su mayoría fragmentos de asteroides y cometas. Según los primeros modelos de cómo nació el Sistema Solar, los grandes discos de gas y polvo girando alrededor del Sol y eventualmente formando los planetas interiores eran demasiado calientes para soportar el hielo. Esto explicaría las condiciones áridas en Mercurio, Venus y Marte, pero no nuestro planeta azul, con sus vastos océanos, atmósfera húmeda y geología bien hidratada.

Luego, los científicos teorizaron que el agua llegó más tarde, y los principales sospechosos eran meteoritos conocidos como condritas de enstatita que son ricos en minerales hidratados, oxígeno, titanio y calcio, una composición química que conocemos. Esto indica que eran los componentes básicos de la Tierra y los otros planetas interiores.

Sin embargo, debido a que estas rocas se formaron cerca del Sol, se pensó que estaban demasiado secas para tener en cuenta las ricas reservas de agua de la Tierra. Para comprobar si esto era realmente cierto, la investigadora Piani y sus colegas del Centre de Recherches Petrographiques et Geochimiques (CRPG, CNRS / Universite de Lorraine) usaron una técnica llamada espectrometría de masas para medir el contenido de hidrógeno en 13 condritas de enstatita. El equipo descubrió que las rocas contenían suficiente hidrógeno dentro de ellas para suministrar a la Tierra al menos tres veces la masa de agua de sus océanos, y posiblemente mucho más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *