Como despedir lo más sensiblemente posible

Julián Quesada

Es evidente que estamos en una crisis y es una crisis sin precedentes que afecta a todas las empresas y obliga a muchas de ellas a desprenderse de uno o más empleados. Ningún líder atrapado en esta pandemia ve bien la situación y la empatía se convertirá en su cualidad esencial.

Un despido siempre es una situación traumática, tanto para el empresario como para el trabajador. Por eso cuando eres directivo vas a necesitar una buena dosis de valentía y seguir estos pocos consejos, deberías conseguir hacer tus despidos en las mejores condiciones.

Controla tus emociones

No es solo la persona despedida la que experimenta una avalancha de emociones en este tipo de casos. Remordimiento, enfado, tristeza,… ​​el líder también puede estar preso de sentimientos que a veces no son fáciles de manejar. Antes de convocar al empleado, el gerente de la empresa puede tomarse el tiempo para evacuar sus emociones solo y hacer balance: ¿existen otras soluciones además del despido? Si este no es el caso, entonces es necesario actuar, sin culpa y sin caer en el afecto. Para ello, el líder debe poner las cosas en perspectiva, restar importancia al drama. Si el despido se produce por falta de habilidades o por culpa de un empleado, el gerente debe tener cuidado de adoptar un tono neutral, sin ceder ante su enfado. El despido no es motivo para ajustar cuentas.

Explica el por qué y el cómo

Lo peor sería dejar que su empleado salga de su oficina sin entender por qué se enfrenta a este despido. Ya sea por razones económicas o personales, las razones de esta separación deben explicarse de manera muy clara, transparente, sobre la base de hechos concretos e informadas en términos simples. Si el empleado comprende por qué su gerente ha tomado esta decisión, la aceptará más fácilmente y podrá considerar rápidamente el resto de su carrera.

No cuestione las cualidades del empleado

Puede señalar elementos fácticos que demuestren la incompatibilidad del empleado con su puesto, pero nunca se dirija a él denigrando sus capacidades. Claramente, prefiera un "Parece que no tiene suficiente dominio del software Word" a un "¡No está a la altura!" ". No es porque su empleado no corresponda a su puesto que no sería excelente en otras funciones, en otras empresas. ¡Al evitar a toda costa reducir sus habilidades, le permitirás seguir teniendo esperanza en el futuro!

Visualiza el futuro

Anime a su empleado a avanzar, pensando ya en todos los desafíos profesionales futuros en los que puede prosperar en el futuro. Hazle preguntas, avísale sobre el siguiente paso, despertarás en él la idea de que su vida no termina ahí, en tu oficina.

Huye de los monólogos

Para que el despido sea bien experimentado por el empleado, asegúrese de que él también pueda expresarse durante la entrevista. escuche sus preocupaciones o enojo permaneciendo calmado y tranquilizándolo. A veces, esta escucha única permite aliviar tensiones que de otro modo habrían adquirido proporciones importantes. Si el empleado pierde los estribos y agita la amenaza de un atentado en un tribunal laboral, lo mejor es no entrar en la espiral de agresión y mencionar los subsidios y demás beneficios a los que tendrá derecho.

Muestra tu apoyo

Especialmente en una empresa pequeña, donde las relaciones entre el jefe y los empleados pueden ser amistosas, es importante hacer que la persona despedida sienta que no está sola. Si se encuentra en este caso, considere decirle a su empleado que estará allí para darles cartas de recomendación o que los presentará a las personas de su red. Esta marca de apoyo le permitirá recuperarse más fácilmente.

Respeta las reglas y la ley

La ley establece una serie de trámites que el empleador debe seguir al pie de la letra, independientemente del tipo de despido que esté a punto de realizar. La entrevista previa con el empleado es el paso necesario para cualquier despido. No olvide invitar a su empleado a asistir mediante carta certificada. Respetar también: el aviso de despido que puede dar el empleado o ser sustituido por una indemnización compensatoria.

Infografía: coronavirus, extensión de los derechos de desempleo ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *