Anemia hemolítica: significado, síntomas y terapia

Anemia hemolítica: significado, síntomas y terapia
Marina Martínez
4 minutos
Anemia hemolítica: significado, síntomas y terapia

La anemia hemolítica es una enfermedad que no suele ser fatal y las complicaciones están relacionadas principalmente con la presencia simultánea de otras patologías: a pesar de esto, el diagnóstico es muy importante para restablecer el intercambio respiratorio adecuado lo antes posible, y los resultados se obtienen de laboratorio necesarios. . Veremos qué se entiende por hemorragia, el proceso que subyace a la enfermedad y los tratamientos disponibles para los afectados.

 

La anemia es una disminución de los niveles hemoglobina en comparación con los humanos básicos. Uno es hemoglobina proteína que se encuentran en los glóbulos rojos que son importantes para transportar oxígeno al cuerpo. Cuando se desconoce el nivel de hemoglobina basal, a menudo se utilizan estándares de referencia específicos del sexo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se puede hablar de anemia en los hombres si resulta en la cifra de hemoglobina basal menos de 13 gramos por decil (g / dl), y en mujeres si es menor a 12 g / dl.

En qué consiste

L ‘anemia hemolítica clase de anemia causada por el destrucción de glóbulos rojos y esto sucede más rápido de lo que la médula puede reproducirlos: esta destrucción se llama hemólisis. Los glóbulos rojos son un toda la vida que son unos 120 días y a medida que envejecemos nuestro cuerpo se reemplaza: en casos de hemólisis, los glóbulos rojos se destruyen antes de 120 días. Por lo tanto, la hemorragia causa anemia, es decir disminución de los niveles de hemoglobina: por eso se les llama anemia hemolítica.

La hemoglobina es una proteína que se encuentra en los glóbulos rojos y tiene una función unir y transportar oxígeno: en el caso de la anemia, falta un intercambio respiratorio óptimo y el cuerpo no puede proporcionar el suministro adecuado de oxígeno; esto es causado por señales común con hemias, .i debilidad, mareo, dolor de cabeza, inercia, dificultad para respirar O. arritmias.

La destrucción de los glóbulos rojos es el proceso detrás de la anemia hemolítica.

Tipos

La anemia hemolítica se puede dividir en:

  • hereditario: cuando los padres transmiten los genes de la enfermedad a sus hijos;
  • recibió: la condición se desarrolla más tarde.

Las hemias adquiridas se pueden dividir a su vez según el soy:

  • agudo: desaparece a los pocos meses;
  • crónico: que permanecerá permanente en el tiempo;
  • episódico: que puede repetirse después de algún tiempo.

Sin embargo, la subdivisión principal es la basada en la hemólisis, que necesitaremos para:

  • hemólisis extraglobular: causada por trastornos fuera del glóbulo rojo, más a menudo se asocian a hemias adquiridas (entre las que se encuentran las anemias hemolíticas autoinmunes);
  • hemólisis intraglobular: debido a un defecto interno al glóbulo rojo, las anemias hereditarias son a menudo (p. ej.anemia hemolítica microangiopática).

Señales

Los signos suelen ser tan dificultad para respirar, debilidad, cansancio, arritmias mi hipotensión potencial.

Otros síntomas que pueden ocurrir en presencia de anemia hemolítica incluyen:

  • palidez;
  • ictericia;
  • la temperatura;
  • hematuria
  • mareos y confusión;
  • linfoadenopatía;
  • hepatoesplenomegalia (agrandamiento del hígado y el bazo);
  • cholestasi.

Las consecuencias de la hemólisis incluirán la producción y liberación aceleradas de glóbulos rojos de la médula ósea, y el consiguiente aumento de los reticulocitos que circulan en la sangre, es decir, glóbulos rojos jóvenes e inmaduros. En algunos casos raros, un crisis hemolítica, cuyos síntomas se manifiestan por escalofríos, fiebre, dolor en la zona lumbar y abdominal, fatiga y conmoción.

La debilidad y la fatiga se encuentran entre los síntomas de la anemia hemolítica.

Razón

Las causas del hemoma hemolítico son diversas, según su tipo, ya sea extraglobular o intraglobular.

Idir causas extraglobulares podemos informar:

  • infecciones;
  • medicamentos: penicilina, medicamentos contra la malaria, sulfonamidas o acetaminofeno;
  • toxinas: cobre, plomo o veneno de insectos / serpientes;
  • cánceres de sangre y otros cánceres;
  • cambios inmunológicos como enfermedades autoinmunes;
  • hiperesplenismo;
  • trauma mecánico, como válvulas cardíacas que podrían dañar los glóbulos rojos;
  • reacción severa a la transfusión.

Entre las razones de anemia intraglobular podemos enumerar:

  • defectos hereditarios de la membrana celular (como esferocitosis hereditaria);
  • defectos en el metabolismo de los glóbulos rojos (por ejemplo, deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa);
  • hemoglobinopatías (como talasemia).

Diagnóstico

En el diagnóstico de anemia hemolítica son fundamentales los resultados de laboratorio, así como la presencia de síntomas característicos.

En principio, una análisis de sangre completa que comprende:

  • contar el número de reticulocitos, la prueba de diagnóstico más importante;
  • frotis de sangre venosa periférica, para estudiar la forma de los glóbulos rojos;
  • lactato deshidrogenasa;
  • bilirrubina sérica;
  • aptoglobina;
  • alanina aminotransferasa.

I. prueba de antiglobulina y eso detección dell’emoglobinopatia ayudar a identificar la causa, y examen de orina, para controlar la hemoglobina y el hierro.

Finalmente, elaspiración o la biopsia de médula ósea para estimar el número, tamaño y madurez de las células: se tomará una pequeña muestra de líquido con el objetivo y se tomará una biopsia ósea por biopsia.

Como curar

El es tratamiento en el caso de anemia hemolítica variará según la edad, el estado físico general y la historia clínica del paciente. También hay que tener en cuenta la causa de la enfermedad, lo que padeces, el pronóstico de que está empeorando y la voluntad personal del paciente. Es recomendable probar Protégete a ti mismo tanto como sea posible desde riesgo de infecciones, entre las causas de hemias hemolíticas adquiridas.

El es terapia cambiará principalmente en función de la causa raíz de la enfermedad y puede:

  • transfusión de sangre;
  • tomando corticosteroides;
  • tratamientos destinados a fortalecer el sistema inmunológico, como el uso de inyecciones de inmunoglobulina;
  • uso de Rituximab, un fármaco compuesto por un anticuerpo monoclonal.

En casos graves de anemia hemolítica, el quitar el bazo (esplenectomía) o levantamiento de cabeza inmunoterapia.

En general el mortalidad generalmente asociado con anemia asociado con la presencia de otras enfermedades en pacientes resultantes de, especialmente en asociación con enfermedad renal crónica, insuficiencia cardíaca y tumores malignos. Pacientes con anemia hemolítica autoinmune son más difíciles de manejar y están en peligro recaída múltiple; en presencia de hemorragia existen mayores riesgos dificultades trombóticas, complicaciones renales y cálculos biliares en la vesícula biliar.