9 Consejos para mejorar la concentración en el trabajo

9 Consejos para mejorar la concentración en el trabajo
Elisa Ortiz
3 minutos
9 Consejos para mejorar la concentración en el trabajo

¿Es imposible de mantener la concentración en el trabajo 5 días a la semana? Nuestra mente a menudo se ve invadida por nuestras emociones que nos impiden tomar el control de la situación.

Llamadas, notificaciones, hambre… Es difícil mantenerse productivo cuando mil y una distracciones te perturban en tu trabajo y especialmente en este nuevo período de encierro. Y aquí está tu día que transcurre sin haber alcanzado todos tus objetivos. Aquí tienes nuestros 9 consejos prácticos para que tu atención no decaiga a lo largo del día.

1 / Define tus prioridades

Cuando llegue a la oficina, establezca su horario y metas para su día. Sepa en prioridad distinguir sus tareas urgentes e importantes, estas primeras, por supuesto, pasarán a primer plano. Los casos importantes pero no urgentes se pueden dejar durante la noche. Aclare sus metas y hágalas realistas especificando un marco de tiempo para cada tarea. ¡Su «lista de tareas» del día está lista! Atención ! Si planea terminar su contabilidad en una hora, no haga nada más al mismo tiempo. Realizar dos tareas al mismo tiempo no te ahorrará tiempo sino que, por el contrario, te distraerá.

2 / Libera tu mente

Pensamientos, ideas, preguntas, recorren nuestra mente en desorden y sin ninguna razón en particular. Si no puede canalizarlos y pensar demasiado en algo, ¿por qué no extraerlos en un bloc de notas mientras los escribe o dibuja? Tus preocupaciones te causan preocupación y pierdes el enfoque. No dude en contárselo a alguien para aclarar su conciencia y sentirse aliviado. Una vez que esté tranquilo, podrá reanudar su trabajo con tranquilidad y con menos dispersión.

3 / Una oficina ordenada

Antes de iniciar sus actividades, recuerde tener a mano el equipo necesario. Ve a buscar tu engrapadora que ya no encuentras y organiza tu escritorio para que todos los elementos útiles estén a tu disposición. Buscarlo en las cuatro esquinas de la oficina, justo en medio de la corrección de pruebas, solo lo distraerá y romperá el ritmo de trabajo que ha configurado. Mantenga su espacio de trabajo limpio y ordenado.

4 / Evita molestias

Demasiadas llamadas telefónicas y notificaciones tienden a ralentizarlo. Si envía mensajes de texto o correos electrónicos cada 10 minutos, no podrá completar sus tareas tan rápido. Trate de poner su teléfono en su bolso y solo mírelo a intervalos regulares para que sus notificaciones ya no lo llamen constantemente.

5 / Toma descansos

Descansar tu cerebro es fundamental para mejorar tu concentración. Trabajar durante varias horas seguidas solo degrada su productividad a medida que avanza el día. Tómate el tiempo en que tu cerebro te diga que te detengas por unos momentos, incluso por el simple hecho de tomar un vaso de agua, o por qué no ir y despejar tu mente caminando durante un cuarto de hora. ‘exterior.

6 / dormir bien

El sueño sigue siendo necesario para su bienestar. Lo es aún más permanecer concentrado todo el día. Los beneficios del sueño ya no son para presumir. Tenga en cuenta que necesita un promedio de 8 horas de sueño. Para que le resulte más fácil conciliar el sueño, considere comer al menos 3 horas antes de irse a dormir y no participe en actividades estimulantes como ver películas o practicar deportes justo antes de acostarse.

7 / Una dieta sana y equilibrada

Un buen sueño debe combinarse con una alimentación saludable. Su cerebro no puede mantenerse concentrado y funcionar de manera eficiente si no lo alimenta con buenos azúcares. Consuma una dieta sana y equilibrada con mucha fruta. Considere tomar un desayuno completo, reducirá la disminución de la memoria y la concentración que puede ocurrir antes del mediodía. Evite las comidas que tengan un contenido demasiado alto de calorías que pueden causarle somnolencia por la tarde.

8 / Relajación

Sus pensamientos a menudo tienen prioridad sobre su concentración. Si liberar tu mente por unos momentos no fue suficiente, la meditación puede ser un buen ejercicio para reenfocarte. El objetivo no es restringir tu mente, sino dirigirla hacia tu objetivo. Un ejercicio práctico de meditación puede ser ponerse cómodo, luego inhalar por la nariz y contar una vez en la cabeza. Inhalamos de nuevo, luego, cuando exhalamos, contamos dos veces. Y así sucesivamente hasta 10. Empiece de nuevo desde uno. Si no está seguro del número, comience desde uno. La frustración de repetir el ejercicio lo motivará a dejar de distraerse.

9 / Adapta tus horarios

Algunos pueden trabajar más temprano por la mañana, otros son más productivos por la tarde o por la noche. Ajuste sus horas a las horas que le parezcan ideales para trabajar. No dude en ofrecer este sistema a sus empleados dentro de lo razonable. “Adaptar el horario de trabajo de sus empleados a su propio ritmo puede contribuir en gran medida a su bienestar y, por tanto, a su eficiencia”, según Jérôme Tougne, consultor de Stimulus, especialista en gestión del estrés en las empresas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *