Conoce el Método Montessori

Si tienes hijos pequeños o contacto con niños, seguro que alguna vez has oído hablar del Método Montessori. Básicamente es un método de educación y aprendizaje con una metodología concreta. Pero, ¿en qué consiste? y ¿cómo se aplica exactamente?

A continuación vamos a tratar de resumirlo brevemente para que nos podamos hacer una idea.

El método Montessori

Lo primero que debemos tener en cuenta es que el Método Montessori es un novedoso método educativo, el cual se puede aplicar a unos rangos de edad muy amplios.

Su autoría y desarrollo se debe a la conocida pedagoga italiana Maria Montessori, y actualmente se aplica en más de sesenta mil centros educativos alrededor de todo el mundo, pero es en Alemania, Inglaterra, Estados Unidos y en los Países Bajos, donde más incidencia tiene.

Principios básicos de la educación con el Método Montessori

Los pilares en los que está basada la educación montessoriana son muy simples y se pueden aplicar a multitud de aspectos didácticos:

  • Libertad total para escoger el camino educativo;
  • Independencia
  • Importancia de respetar el desarrollo psicofísico natural.
  • Educación basada en el juego y en el entretenimiento

En el Método Montessori se da mucha importancia a todo lo relacionado con el entretenimiento, una educación basada en los aspectos lúdicos facilita el aprendizaje considerablemente.

Los juegos no son obligatorios, de hecho un niño puede cambiar de juego las veces que quiera si se aburre, esto nos da una idea de lo flexible que es este método.

Por lo tanto el Método Montessori está muy alejado de la educación tradicional, el niño no se enfrenta a lecciones repetitivas y rígidas que muchas veces desembocan en el aburrimiento y en los casos más graves en el fracaso escolar.

Después de años de experiencia, se puede afirmar que un niño que haya recibido una educación con este método habrá adquirido una serie de habilidades como:

  • Mayor predisposición a aprender y a escuchar
  • Capacidad para tomar decisiones libres y responsables;
  • Fortaleza mental y más consciencia
  • Mayos capacidad de interacción con los demás.
  • Capacidad de autocrítica y de colaboración.

La autonomía y la independencia como fundamentos fundamentales de la vida

En una centro educativo Montessori se usan tres soportes de trabajo:

  1. El medio ambiente.
  2. El material de desarrollo.
  3. El profesor.

El ambiente que se crea favorece tanto el trabajo individual como en grupo, la experimentación, las manualidades.

El profesor se encarga de preparar el ambiente, orientar al niño y observar su vida cultural y psíquica.

El material que se proporciona consta de herramientas tanto para el trabajo intelectual como para el psicomotor del niño. Dichas herramientas se pueden elegir libremente y después ser utilizadas para poder corregir los errores.

La educación del niño de los 6 a los 12 años

A partir de los 6 años de edad, normalmente el niño deja de estar exclusivamente centrado en sí mismo y comienza a sentirse más atraído por el mundo que le rodea.

En esta etapa se aprende a leer y escribir, y comienza el interés por la cultura y la naturaleza.

Esta etapa también se caracteriza por el interés en relacionarse con otras personas.

El método Montessori en la educación primaria

En la educación primaria las herramientas usadas en el método Montessori son variadas:

Las edades: en las clases los niños tienen diferente edades,

Libertad en las actividades: los niños eligen qué actividades quieren realizar individualmente, otras veces se trabaja en grupo bajo la supervisión de los profesores.

El tiempo: los niños aprenden a controlar el tiempo, lo que aumenta significativamente las habilidades organizativas.

Tareas: No existen los tradicionales deberes obligatorios en casa, son los propios niños los que se interesan espontáneamente por lo que más les gusta en casa.

Contenido de estudio: se consigue que los niños se involucren en el estudio, así están más motivados y aprenden más.

El paso del método Montessori a un centro tradicional.

No siempre va a ser así, pero es posible que un niño que esté acostumbrado a este método y pase a un centro tradicional, pueda tener algunos problemas de adaptación, ya que el paso con llevaría de una libertad casi absoluta a un sistema mucho más rígido.

Pero también hay que decir que cuando terminen el último año de primaria, los niños que se hayan educado en un centro Montessori estarán listos para afrontar la educación secundaria tradicional con total fiabilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *